Profundización en los fundamentos del dibujar genérico, tipos de atención. (Extracto)

José Antonio Merino Sáenz.

Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Universidad Politécnica de Madrid.

Sobre la visión indiferenciada, a propósito de Anton Ehrenzweig.

Dado que el momento principal del trabajo arquitectónico gravita en la concepción, la comunicación consiste en desvelar los diferentes tipos de atención y percepción que se dan en las fases iniciales de los dibujos de concepción.
Así como sobre la Naturaleza Dinámica del Proyectar no existe demasiado debate ni excesivos esfuerzos teóricos, sobre la Naturaleza del Dibujo y las relaciones entre dibujo y proyecto si existen trabajos de investigación.
Apoyándome fundamentalmente en los trabajos de D. Javier Seguí, así como en los estudios sobre la creatividad de Anton Ehrenzweig. Deseo ahondar en la aprehensión perceptiva de las configuraciones y su reflejo en sus
sucesivas transformaciones.

Creo que situar en la pedagogía la relevancia que tiene la oscilación entre los diferentes tipos de atención y percepción, ubica al alumno en una buena situación para actuar con seguridad en orden a su proceso creativo.
El punto sobre el que discurre el trabajo consiste en como percibimos las configuraciones gráficas en orden a sus transformaciones tentativas; como se relacionan estas percepciones con los diferentes tipos de atención y
conciencia, para que los dibujos de concepción conserven a lo largo del proceso su vigor de solicitaciones configurales, su problematicidad y su coherencia, incorporando fases de profundización y matización hasta la concreción final del objeto arquitectónico.
En todas estas fases se tiene en cuenta, modular e integrar dos tipos de atención que actúan en todos los procesos inventivos: la atención diferenciada, tiene que ver con los procesos conscientes y
analíticos y la atención indiferenciada, que tiene que ver con la percepción inconsciente.

Debido a que la psicología de la percepción inconsciente está aún por conceptualizarse, desconocemos aún toda la extensión y la estructura de nuestros inconscientes poderes aprehensivos.
Precisamente por ello debemos ahondar en los más profundos niveles de la sensibilidad indiferenciada.

La visión indiferenciada, visión inconsciente, que es una visión global, que no quebranta la unidad de las figuraciones en sus partes; que no compara los detalles minuciosamente y es
indiferenciada en cuanto a sus elementos, puede parecer vacía de detalles precisos, pero por esa falta de diferenciación que tiene acomoda una gama amplia de formas incompatibles; el
esfuerzo de enfocar con nitidez deja paso a la despreocupada y omniabarcadora mirada, esta es la señal consciente de la intuición inconsciente; y la visión diferenciada, analítica,
que fragmenta las figuraciones, concentrando su visión en las sucesivas atenciones que requiere la elaboración del proyecto arquitectónico.

Descargar texto completo