Las clases son individuales, es una dedicación absolutamente personalizada, y tienen una hora de duración.

El profesor y el alumno, se ponen de acuerdo en la hora que les viene bien a los dos.(cuanto más avanza el curso existen menos disponibilidad de horas).

Si algún alumno necesitara más atención y alguna clase complementaria, se estudia su solución.

Aunque la clase sea semanal, el alumno puede trabajar durante las horas de clase en el Estudio.

Asimismo, existe a disposición de los alumnos, una amplia biblioteca con volúmenes, tanto de arquitectura como de arte, con la posibilidad de préstamo de libros los fines de semana.

Debido a que el profesor José Antonio Merino ha llevado algo más de doscientos proyectos de fin de carrera, existe así mismo un archivo con gran parte de estos P.F.C., para consulta de los alumnos de cualquier nivel.